La cardiopatía congénita puede presentarse en niños y en adultos.