¿Qué son las arritmias cardíacas?

La arritmia cardíaca (también llamadas palpitaciones) son problemas en el ritmo cardíaco, que ocurren cuando los impulsos eléctricos que coordinan los latidos cardíacos no funcionan correctamente, lo que hace que el corazón lata de forma rápido, demasiado lento o de una manera irregular.

El tratamiento de la arritmia cardíaca puede controlar o eliminar los latidos cardíacos irregulares, lentos o acelerados. Es importante visitar a tu cardiólogo para identificar que arritmia tienes. El tratamiento de la arritmia se enfoca en disminuir el riesgo de tener un infarto cerebral (como en el caso de la fibrilación auricular) y en la prevención de la insuficiencia cardiaca.

Causas de la arritmia cardíaca

Hay muchos factores que pueden provocar o dar lugar a la arritmia cardíaca, como:

  • Un ataque cardíaco que esté ocurriendo en el momento.
  • Cicatrización del corazón provocada por un ataque cardíaco antiguo.
  • Cambios en la estructura del corazón, por ejemplo, a raíz de una cardiomiopatía.
  • La obstrucción de arterias del corazón (enfermedad de las arterias coronarias).
  • Presión arterial alta.
  • Hipertiroidismo o hipotiroidismo.
  • Tabaquismo.
  • Consumo de demasiado alcohol o cafeína.
  • Abuso de drogas.
  • Estrés.
  • Ciertos medicamentos y suplementos, como los medicamentos de venta libre para el resfrío o la alergia y los suplementos nutricionales.
  • Diabetes.
  • Apnea del sueño.
  • Genética.

¿Cuáles son los signos y síntomas de la arritmia cardíaca?

La arritmia cardíaca pueden provocar que tengas una sensación de aleteo en el pecho. Habitualmente estas molestias son inofensivas. Sin embargo, algunas arritmias cardíacas pueden provocar signos y síntomas molestos y, a veces, mortales.

Algunos síntomas de arritmia cardíaca son:

  • Agitación en el pecho.
  • Aceleraciones en los latidos del corazón (taquicardia)
  • Latidos del corazón lentos (bradicardia).
  • Dolor en el pecho.
  • Dificultad para respirar.
  • Aturdimiento o mareos.
  • Sudoración.
  • Desmayo o desvanecimiento.

Tipos de arritmia cardíaca

Los médicos clasifican la arritmia cardíaca por lugar dónde se originan y según la velocidad de la frecuencia cardíaca que provocan:

  • Taquicardia (latido del corazón rápido). Frecuencia cardíaca en reposo superior a los 100 latidos por minuto.
  • Bradicardia (latido del corazón lento). Frecuencia cardíaca en reposo inferior a los 60 latidos por minuto.

Arritmia cardíaca – Tipos de taquicardia que se originan en las aurículas

  • Fibrilación auricular. Frecuencia cardíaca acelerada causada por impulsos eléctricos caóticos en las aurículas. Estas señales generan contracciones rápidas, débiles y descoordinadas de las aurículas. Esto genera un flujo de sangre turbulento en el corazón, lo que puede ocasionar que un coágulo se vaya al cerebro y provocar un infarto cerebral.
  • Flutter auricular. Los latidos del corazón son impulsos eléctricos más organizados y rítmicos que en la fibrilación auricular. También producen infartos cerebrales.
  • Taquicardia supraventricular. Comprende muchas formas de arritmia que se originan arriba de los ventrículos, habitualmente son de una morfología delgada que se puede diagnosticar en el electrocardiograma. No son tan peligrosas ya que no generan coágulos en el cerebro.
  • Síndrome de Wolff-Parkinson-White. Esta arritmia se produce por una anomalía congénita al momento de nacer: hay una vía eléctrica adicional entre la aurícula y los ventrículos.  Esta vía puede permitir que las señales eléctricas pasen entre la aurícula y los ventrículos sin pasar por el nódulo auriculoventricular, lo que provoca cortocircuitos y latidos del corazón rápidos. Esta arritmia es muy incomoda para los pacientes ya que el corazón suele latir a frecuencias de hast 250 latidos por minuto.

Arritmia cardíaca – Tipos de taquicardias que ocurren en los ventrículos (Son muy peligrosas)

  • Taquicardia ventricular. Es la frecuencia cardíaca regular acelerada que se origina por señales eléctricas anormales en los ventrículos. La frecuencia cardíaca acelerada no permite que los ventrículos se llenen y se contraigan en forma eficiente para bombear suficiente sangre al cuerpo. Si esta taquicardia persiste el paciente se puede desmayar o tener un síncope.
  • Fibrilación ventricular. Se produce cuando los impulsos eléctricos acelerados y caóticos hacen que los ventrículos se contraigan ineficazmente en lugar de bombear la sangre necesaria al cuerpo. Si esta taquicardia persiste el paciente puede perder la vida. Es un ritmo muy peligroso.
  • Síndrome de QT largo. Provoca latidos del corazón rápidos y caóticos. Estos latidos del corazón rápidos, que se producen a raíz de cambios en el sistema eléctrico del corazón, pueden provocar desmayos y poner en riesgo la vida. En algunos casos, el ritmo cardíaco puede ser tan errático que puede provocar muerte súbita.

Arritmia cardíaca – Bradicardia (latido de corazón lento)

Si tienes una frecuencia cardíaca baja y el corazón no bombea suficiente sangre, es posible que tengas una de bradicardia, como:

  • Síndrome de disfunción sinusal. Si el nódulo sinusal, que es el responsable de establecer el ritmo del corazón, no envía impulsos como corresponde, tu frecuencia cardíaca puede ser muy baja o acelerarse y desacelerarse intermitentemente. El síndrome de disfunción sinusal también puede presentarse por cicatrices cerca del nodo sinusal que retrasan, interrumpen o bloquean el recorrido de los impulsos cardiacos.
  • Bloqueo de conducción. Puede ocurrir un bloqueo de los conductos eléctricos del corazón en el nódulo auriculoventricular o cerca de este, que se encuentra en el camino entre las aurículas y los ventrículos.
Bloqueo auriculoventricular de primer grado

En el bloqueo auriculoventricular de primer grado, todos los impulsos eléctricos de las aurículas llegan hasta los ventrículos, pero todos ellos sufren un retraso de una fracción de segundo al pasar por el nódulo auriculoventricular. Este tipo de bloqueo auriculoventricular es frecuente en los deportistas bien entrenados, en los adolescentes, en los adultos jóvenes y en personas con hiperactividad del nervio vago. Este trastorno rara vez causa síntomas.

Bloqueo auriculoventricular de segundo grado

En el bloqueo auriculoventricular de segundo grado, solo algunos impulsos eléctricos llegan hasta los ventrículos. El corazón late de forma lenta, irregular o de las dos maneras. Algunas formas de bloqueo auriculoventricular de segundo grado dan lugar a un bloqueo auriculoventricular de tercer grado.

Bloqueo auriculoventricular de tercer grado

En el bloqueo auriculoventricular de tercer grado, los impulsos originados en las aurículas no llegan a los ventrículos, de modo que son el nódulo auriculoventricular, el haz de His o los propios ventrículos los que deben controlar el ritmo y la frecuencia ventricular. Estos sustitutos son más lentos que el nódulo sinusal (nódulo sinoauricular) y con frecuencia son irregulares y poco fiables. En consecuencia, los ventrículos se contraen muy despacio, a menos de 50 latidos por minuto y, a veces, con una lentitud de 30 latidos por minuto. El bloqueo auriculoventricular de tercer grado es una arritmia grave que puede afectar a la capacidad de bombeo del corazón. Es frecuente sentir fatiga, mareo y desmayos. Cuando los ventrículos se contraen a una frecuencia superior a 40 latidos por minuto, los síntomas son menos graves.

Latidos del corazón prematuros

El latido prematuro es un latido adicional. Aunque sientas latidos prematuros de forma ocasional, rara vez indican un problema más grave. Sin embargo, los latidos prematuros pueden desencadenar una arritmia de mayor duración, en especial, en las personas que tienen una enfermedad cardíaca.

Algunas causas frecuentes de latidos del corazón prematuros pueden ser el estrés, el ejercicio extenuante y los estimulantes, como la cafeína o la nicotina.

¿Cómo se diagnostica la arritmia cardíaca?

Para el diagnóstico de una arritmia cardíaca, un cardiólogo revisará los síntomas presentes, antecedentes médicos, y realizará un examen físico. También puede realizar unas pruebas de monitoreo cardíaco que son específicas para detectar las arritmias. Estas pueden incluir:

Electrocardiograma

Un electrocardiograma puede detectar la actividad eléctrica del corazón. Es el estudio que se realiza inicialmente

Monitor Holter

El Holter es un dispositivo portátil de electrocardiograma puede ser utilizado durante un día o más para registrar la actividad del corazón mientras llevas a cabo tu rutina diaria.

Monitor de eventos

Para la arritmia esporádica, debes mantener este dispositivo de electrocardiograma portátil encendido y pegado a tu cuerpo, y activarlo cuando se experimentan los síntomas. Este dispositivo permite controlar tu ritmo cardíaco al momento de los síntomas.

Registrador de bucle implantable

Este dispositivo detecta los ritmos cardíacos anormales y se implanta debajo de la piel en la zona del pecho. Se utiliza en pacientes que tienen muchos síntomas pero no ha sido posible detectar arritmias en los estudios previos.

Prueba de la mesa inclinada

La prueba de la mesa inclinada es un estudio diagnóstico que se realiza en pacientes que han tenido desmayos, pérdida de conciencia o síncope. Esta prueba diagnóstica se realiza con el fin de investigar la respuesta del organismo a los cambios de posición, en especial al reto ortostático que implica la inclinación.

Estudio electrofisiológico

La ablación cardíaca es un procedimiento invasivo para diagnosticar arritmias con precision, su objetivo es destuir el tejido del corazón enfermo que provoca o sostiene el ritmo cardíaco anormal.

Prueba de Esfuerzo

La prueba de esfuerzo es un estudio utilizado para diagnosticar arritmias y osbtruccion de las arterias coronarias. Consiste en hacer que paciente realice ejercicio en una banda deslizante para “estresar” al corazón y de esta forma determinar si existe una arteria coronaria obstruida o una arrtimia peligrosa.

¿Cuál es tratamiento para la arritmia cardíaca?

Normalmente, se necesita de tratamiento si la arritmia provoca síntomas importantes o si genera riesgos de padecer una arritmia más grave o una complicación de la arritmia. Para iniciar el tratamiento es indispensable tener un diagnóstico preciso de la arritmia.

Tratamiento para latidos cardíacos lentos

Si los latidos cardíacos lentos (bradicardias) no tienen una causa que pueda ser corregida, su tratamiento generalmente es el marcapasos, ya que no existen medicamentos que puedan acelerar el corazón de manera segura.

Tratamiento para latidos cardíacos acelerados

El tratamiento para los latidos cardíacos acelerados, pueden incluir uno o más de los siguientes tratamientos:

  • Maniobra vagal. Maniobras particulares que incluyen mantener la respiración y presionar, sumergir la cara en agua helada o toser.
  • Medicamentos. 
  • Cardioversión. Para una fibrilación auricular la cardioversión, consiste en administra una descarga eléctrica al corazón por medio de paletas o parches que se aplican en el pecho. La corriente afecta los impulsos eléctricos en el corazón y puede restablecer el ritmo cardíaco normal.
  • Ablación con catéter. Consiste en pasar uno o más catéteres por los vasos sanguíneos hasta llegar al corazón.

Tratamiento con dispositivos implantables

El tratamiento de la arritmia cardíaca también puede incluir el uso de este tipo de dispositivos:

  • Marcapasos
  • Desfibrilador cardioversor implantable. Se puede recomendar este dispositivo si se tiene un alto riesgo de desarrollar latidos cardíacos peligrosos como la taquicardia o la fibrilaciôn auricular, también si has sufrido un paro cardíaco repentino o si padeces de ciertas enfermedades cardíacas que aumenten el riesgo de sufrir un paro cardíaco repentino. Este dispositivo se implanta debajo de la piel, cerca de la clavícula y monitorea de manera constante tu ritmo cardíaco. Si detecta un ritmo cardíaco anormal, comienza a enviar una descarga de energía alta o baja para restablecer el ritmo cardíaco normal y salvarte la vida.

Tratamientos quirúrgicos

En algunos casos, la cirugía cardiovascular puede ser el tratamiento sugerido para las arritmias cardíacas como:

  • Procedimiento de MAZE. Un cirujano cardiovascular realiza una serie de incisiones quirúrgicas en el tejido cardíaco para generar una cicatriz. La cicatriz no conduce la electricidad, provocando que los impulsos eléctricos anormales no se propaguen por todo el corazón. Es un tratamiento efectivo, habitualmente es utilizado en pacientes que no responden a otros tratamientos
  • Ablación cardiaca: Se introduce un catéter en las cavidades del corazón, utilizando como guía medio catéteres en una sala de hemodinámica. El catéter se utiliza para registrar un electrocardiograma (ECG) desde el interior del corazón para poder identificar la localización exacta de las vías de conducción anormales que provocan las arritmias. Cuandoa la arritmia se detecta se lleva a cabo una ablación por radiofrecuencia para destruir las conexiones anómalas que pudieran existir en el corazón.  De esta forma se puede evitar así que la persona sufra arritmias definitivamente, sin necesidad de mantener un tratamiento con medicinas.
  • Cirugía de bypass coronario. Si además de arritmias, padeces de una enfermedad grave de las arterias coronarias, el cardiólogo puede recomendar esta cirugía, donde se puede mejorar el flujo sanguíneo hacia el corazón.

Complicaciones de la arritmia cardíaca

Algunas arritmias pueden incrementar el riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares como:

  • Accidente cerebrovascular. Un coágulo de sangre se libera, puede viajar desde el corazón hasta el cerebro. Allí, puede bloquear el flujo sanguíneo y provocar un accidente cerebrovascular.
  • Insuficiencia cardíaca. La insuficiencia cardíaca puede ocurrir si el corazón bombea sangre de manera ineficaz durante cierto periodo, debido a una bradicardia o a una taquicardia, tal como la fibrilación auricular.